Por: Prof. Freddy Marcial Ramos.

El desarrollo de la investigación en las ciencias sociales y puras, en las últimas décadas ha tenido grandes dificultades para ejecutarla en buena parte de las instituciones educativas de Venezuela dedicadas a formar y capacitar a jóvenes cursantes de la III etapa de la educación básica, media diversificada y técnica profesional; las razones que inducen a esta anormalidad son: la mayoría de los liceos y escuelas técnicas carecen de laboratorios adecuadamente dotados para realizar las prácticas de biología, química, física, ciencias naturales y ciencias de la tierra, ya que no cuentan con microscópios e instrumentos tales como: probetas, pipetas, tubos de ensayo, voso milimetrado, matraz, mecheros y cocinillas,  tampoco se cuenta con sustancias, elementos y otros reactivos que permita al  estudiante de bachillerato la adecuada formación en materia de investigación en las ciencias puras; en el caso de las escuelas técnicas, los laboratorios de electrónica y metalurgia están caducos pues carecen de una avanzada tecnología; en buena parte de las escuelas técnicas, los talleres carecen de maquinarias, equipos y herramientas dotadas con tecnología de punta para capacitar al joven que aspira graduarse de técnico(a) industrial e ingresar al mercado laboral con posibilidades de éxito.

En el campo de las ciencias sociales, a los jóvenes cursantes de bachillerato, no se les asigna a un docente especialista en metodología de la investigación, ya que esta materia no forma parte del contenido programático, por tal razón no se designa carga horaria, ni evaluación cuantitativa - acumulativa; desde hace aproximadamente ocho años para acá, el ME a venido exigiéndole a los cursantes del quinto año del diversificado y sexto año de técnica, la redacción de un ante proyecto, como requisito para optar al título, de acuerdo a lo establecido en el capitulo III Art. 27 de la anterior LOE; pero al no contar con docentes facilitadores que los oriente al respecto, a los jóvenes estudiantes se les hace bien complicado cumplir con este requisito; por lo general son los docentes directivos quienes les hacen el trabajo de grado, sin que los estudiantes participen en el proceso investigativo; el actual MPPE de mi país desde hace cuatro años atrás ha venido designando la figura de los coordinadores accidentales de "ciencia y tecnología" y el de proyectos; pero en algunos planteles educativos a estos coordinadores no se les asigna horas administrativas a dedicación exclusiva para que desarrollen una asertiva labor de investigación; aunado a las carencias antes señaladas, también hay que destacar la carencia de bibliotecas adecuadamente dotadas de textos cuyos contenidos orienten en materia metodológica; en los dos últimos años, se ha venido dotando a los planteles educativos de los CEBIT (Centro Educativo Bolivariano de Ivestigación Tecnológica), o salas computarizadas, pero buena parte de estos centros educativos carecen del servicio de Internet, de tal forma que sólo se utilizan para instruir al joven en uso de la computadora, pero no pueden investigar contenidos a través de la web. Para terminar de completar el cuadro de carencias, la mayoría de los liceos carecen de personal graduado como pedagogo en especialidades tales como: química, física, bilogía, matemática e ingles y en las escuelas técnicas se carece de pedagogos graduados en especialidades técnicas industriales; esta anormalidad ocurre porque en nuestro País Venezuela desde hace casi dos décadas, las universidades pedagógicas no han orfertado dichas carreras en las especialidades antes citadas; para cubrir la carencia de docentes en los centros educativos; el MPPE ha venido contratando a Tecnólogos, Ingenieros y licenciados graduados en dichas especialidades, pero no son pedagogos, por tal razón se les hace difícil facilitar los contenidos y las orientaciones prácticas con eficiencia; además como el MPPE, paga muy poco sueldo a los profesionales dedicados a la docencia en educación inicial, básica de segunda etapa, media diversificada y técnica profesional, son escasos los profesionales de las ramas técnicas que solicitan empleo en el campo de la docencia. El actual gobierno revolucionario socialista ha venido mejorando la problemática que confronta la educación sistémica en Venezuela, pero ha sido lento en este sentido y lamentablemente al igual que gobiernos anteriores, ha politizado partidistamente la administración del proceso educativo; ello a dificultado la eficiencia en la calidad de la enseñanza aprendizaje, ya que sólo se logra masificar a la proyección educativa, mas no se optimiza la calidad de la ensenanza, ello lo refleja la alta desrción en los primeros semestres, del los bachilleres o técnicos que ingresan a cuersar estudios en educación superior,  fundamentalmente en especialidades complejas.